Menú

VIAJA POR EL MUNDO EN FAMILIA O CON NIÑOS

VIAJA POR EL MUNDO EN FAMILIA O CON NIÑOS

LA ISTRIA ESLOVENA,PIRAN

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pocket
Pocket
Visitando Piran

Día 16. De la Istria croata a la Istria eslovena.

Nuestro último día en Istria, hace un calor de la órdiga como os decíamos desde las 9 de la mañana 30 ºC . Con la lección aprendida de ayer, hoy tenemos una primera parte del día relajada, a la tarde iremos a Piran y dormiremos en un pueblo rural de Eslovenia.

Plaža Stella Maris

El dueño del apartamento es un crack y nos recomienda Plaža Stella Maris un sitio de playa con piscinas y zona acuática para niños gratis! No tener miedo, es parte de un complejo turístico pero puede acceder todo el mundo y alquilar su hamaca de rigor.  Muy chulo el sitio y Aiur encantado!

Plaža Stella Maris, juegos para niños y piscinas gratuitas
Plaža Stella Maris, zona de juegos

Gastamos las últimas kunas comiendo en la pizzería del complejo. Estamos un rato más por la zona y después de la ducha ponemos rumbo a Piran, de vuelta en Eslovenia.

Piran

No está permitido el acceso de turismos al centro de Piran, así que aparcamos en Garage Fornače , desde el parking hay un autobús gratuito que te deja en la plaza Tartini.

Piran es muy bonito y la primera impresión que tienes al llegar a la plaza es que esta se parece mucho a las plazas venecianas y sigue la misma estructura que los pueblos de la Istria croata. Hace mucho calor, situación que limita bastante varias de las visitas que hemos hecho en el viaje. 

Piran con niños
Piran con niños

Dedicamos la tarde a pasear por todas las callejuelas sin rumbo fijo. El aire italiano se respira por todas partes, incluso en el lenguaje local de sus habitantes.

Tiene un punto decadente ya que muchas callejuelas y callejones parecen medio abandonados o que recuerdan a la parte vieja de Nápoles. Recomendamos dejarse llevar y no seguir un mapa o buscar un monumento determinado. 

visitar Piran
Visitando Piran

Íbamos a picar algo en la plaza Primero de Mayo en el recomendable Fritolin Pri Cantini , pero se nos hacía tarde para llegar a nuestro alojamiento Domacija pri Damjanu, en Kozina.

Kozina es un pueblo rural muy pequeño pero muy bien situado para poder ver mañana las cuevas y que también está cerca de Trieste para nuestro último día.

Llegamos y cenamos en el mismo hotel, todo home made y buenísimo, no dejéis de probar su vino blanco de casa…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *