Menú

VIAJA POR EL MUNDO EN FAMILIA O CON NIÑOS

VIAJA POR EL MUNDO EN FAMILIA O CON NIÑOS

SPLIT

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pocket
Pocket
Split

Día 10. Split por la costa de Dalmacia

Playa Primosten

Decidimos ir a Split por la Costa Dálmata y nuestra primera parada es la playa Primosten que está a 25 minutos de Sibenik. Por el camino hay un montón de calas , lo malo es que prácticamente no hay donde aparcar así que suele estar complicado.

Nosotros al ir con niño no nos complicamos así que vamos a lo seguro. Hace mucho calor y creemos que no se puede estar muchas horas en coche sin parar o meterse en ciudades desde la mañana.

Al llegar a la playa pagamos por las hamacas 12 kunas la hora. Llevamos bocadillos a la playa.

Split

Después de pasar casi todo el día en la playa, nos vamos hacia Split, tardamos más de lo habitual porque había partido de fútbol y nuestro alojamiento, Apartment Angie, estaba justo al lado del Estadio.

Está un poco complicado aparcar. Del apartamento al centro 7 minutos andando. Fuímos hacia el centro andando y nuestra primera impresión fue muy buena, cenamos y dando un paseo fuimos al apartamento.

visitando Split
Recorriendo Split

Split es una ciudad bonita declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad situada al sur de Croacia.

Si callejeamos por Split, enseguida encontraréis el Palacio de Diocleciano, bastante bien conservado la verdad. Dentro del Palacio se encuentra la Catedral de Domnio, una catedral católica.

Split es un punto de partida importante para poder visitar las islas de Croacia, así que si tenéis tiempo no dudéis en visitarlas.

Con Aiur dormido, empezamos a darle vueltas a qué hacer los días siguientes ya que en principio íbamos a estar en Split 3 noches por ir a algunas islas. Tras muchas vueltas, se nos fué de las manos y decidimos ir un día a Mostar y al parque Nacional de Kravica en Bosnia, y otro a Dubrovnik.

Lo sé , una locura de paliza de coche, pero al organizar el viaje desde casa no ajustamos bien y nos obligó a improvisar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *