AL MAL TIEMPO BUENA CARA: VIANA DO CASTELO

 

Al despertar y levantar las persianas, vaya vaya, estaba diluviando. Para nosotros esto fue una novedad en nuestro Road Trip por Galicia ya que, por suerte, en todas las ocasiones que habíamos ido a esta tierra nos ha hecho unos días espléndidos.

Vimos la previsión del tiempo y una borrasca se había instalado en toda Galicia, así que tuvimos que pensar un plan B. Buscamos en varias páginas meteorológicas la previsión del tiempo en un radio de distancia que podamos recorrer como mucho en hora y media. BINGO! En la zona norte de Portugal nos marcaba buen tiempo, tras valorar las distintas posibilidades contando con los gustos de Aiur, decidimos ir a Viana do Castelo.

 

Viaje a Viana do Castelo

 

Cómo llegar a Viana do Castelo

Para llegar a Viana do Castelo si vais desde Galicia nosotros recomendamos que llegando a Vigo , a pesar de que haya que pagar, sigas por la AP-9 en lugar de A-55 ya que esta última tiene mucho tráfico pesado y tramos limitados a 80 km/h.

Una vez pasada la frontera con Portugal, que no es otra que la impresionante desembocadura y estuario del Miño o Minho según en qué orilla del mismo te encuentres, se plantean dos opciones ir por la autopista que va hacia Oporto o seguir por la carretera nacional que va por la costa. Hacía unos años que no íbamos a Portugal, pero habíamos leído por encima que el sistema de pago en las autopistas había cambiado y ahora había que hacerse con una tarjeta nada más entrar en la autopista, como no estábamos muy puestos en el tema, decidimos seguir por la carretera general.

 

Qué ver en Viana do Castelo

La carretera va paralela al Miño atravesando pueblos marineros y después gira para seguir paralela al Atlántico, nosotros pillamos algo de tráfico. Al llegar a Viana do Castelo por esta carretera, hicimos una parada en la zona de Praia Norte donde está el parque infantil Gil Eannes . El parque tiene como tema principal la conexión de Viana do Castelo con el mar que además tiene una réplica del Barco Hospital Gil Eannes. Toboganes y zonas para escalar se mezclan con elementos de juego de tamaño menor como barcos más pequeños y frentes que forman los laterales del barco y simbolizan diferentes personajes de la flota que ayudaba al Gil Eannes.

Sin duda un lugar super recomendable para ir con niños, donde se lo pasarán en grande!

 

Parque infantil Viana do Castelo

 

Después de esta parada de rigor en el parque infantil, vamos hacia el centro de Viana do Castelo, aparcamos en el puerto gratuitamente  y vemos por primera vez el Barco Hospital Gil Eannes que se se encuentra allí atracado, lo visitaremos más tarde. El hambre apremiaba y fuimos a comer al O Garfo , no se come mal, pero se nota que ha vivido épocas mejores, si podéis buscar otro sitio.

Con la panza llena fuimos a recorrer el casco histórico de Viana, que realmente nos sorprendió gratamente ya que no nos lo esperábamos así. Pateamos un rato helado artesano en mano por su calles empedradas y con curiosa decoración.

Fuimos poco a poco hacia la estación del elevador de Santa Luzia . Es un funicular que asciende hasta el santuario del mismo nombre desde el que hay unas vistas espectaculares del estuario y desembocadura del río Limia.

El precio por adulto es 3 euros ida y vuelta y los niños hasta 6 años viajan gratis. Lo entretenido de la visita es el trayecto en sí en el funicular, muy recomendable.

 

Elevador Santa Luzia con niños

 

Ya arriba empezó a llover así que después de alguna que otra foto de rigor, emprendemos el camino de retorno en el funicular.

Deshicimos el camino por las calles del casco antiguo de la ciudad, haciendo un avituallamiento en Ze Natário para probar sus riquísimas bolas de bolar de berlín o bolas de Notario.

Y para terminar la tarde visitamos el Buque Hospital Gil Eannes, 100% recomendado para los txikis!!

Tanto a Ion como a mí por nuestras profesiones como sanitarios nos impresionó bastante y nos pudimos hacer una idea de la gran labor y el trabajo que realizan todos los profesionales que a diario se dejan la piel por nuestra salud. Para Aiur también fue una curiosa y muy interesante visita. Subir y bajar por los distintos niveles, ver la sala de máquinas, los quirófanos, las salas de hospitalización, descubrir qué se esconde detrás de cada escalera, de cada sala es todo un juego para ellos!

 

Visita al Buque Gil Eannes

 

La entrada cuesta 4€, los niños menores de 6 años no pagan, la visita es muy fácil pues solamente hay que seguir las flechas. No se puede ir con carrito ya que hay muchas escalinatas para cambiar de nivel y los pasillos son muy estrechos.

Nos montamos en el coche y emprendimos el camino de vuelta con la certeza de haber acertado plenamente con nuestro plan B en Portugal para un día de lluvia en Galicia.

Pin It on Pinterest

Share This