Menú

VIAJA POR EL MUNDO EN FAMILIA O CON NIÑOS

VIAJA POR EL MUNDO EN FAMILIA O CON NIÑOS

MOSTAR Y LAS CASCADAS KRAVICA

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pocket
Pocket
Saltos desde el puente de Mostar

Día 11. Hello Bosnia

Mostar

Después de visitar ayer Split, hoy madrugamos y a las 7,30 estamos ya en el coche dirección Mostar, para pasar el día en otro país Bosnia y Herzegovina.

Tardamos 2 horas y 20 minutos en llegar. Tardamos más tiempo ya que al terminar la autopista, la carretera está en obras. Hay que enseñar el pasaporte en frontera. En Mostar aparcamos cerca de la iglesia Franjevačka crkva i samostan sv. Petra i Pavla u Mostaru sin ota. Y de ahí al Stari Most son 2 minutos andando.

Mostar
Mostar

También otra opción es contratar una excursión de día con una agencia que te llevan de Split a Mostar, de esta manera te olvidas del coche.

Mostar nos ha dejado un sabor agridulce. Es mucha la historia que va ligada a esta ciudad pero que el centro histórico esté repleto de tiendas de souvenirs, restaurantes, turistas por todas partes lo desvirtúa.  

Paseando por las calles de Mostar
Paseando por las calles de Mostar

Después de recorrer la estrecha calle del bazar de Kujundziluk, hemos entrado a la  mezquita  Koski Mehmed Pasha Mosque que hemos pagado 3 euros. Dentro no tiene nada en especial. Te dejan acceder a la parte de atrás que tienes vistas al puente pero nada más.

Visitar Mostar y su Mezquita
vista de la Mezquita en Mostar

Hemos comido medianamente mal por 12 euros los tres en uno de los restaurante al lado del puente, no tenían cerveza. Después nos hemos tomado un café 1,5 euros. Te aceptan euros en la mayoría de sitios.

Hemos visto como se tiran del puente . También hay varios edificios con marcas de metralla y marcas de los bombardeos. Mostar es más la historia que lo que tiene para ver. Don´t Forget!

Marcas de Bombas en los edificios
Marcas de los bombardeos en Mostar

Cascadas Kravica

Nuestra siguiente parada son las cascadas de Kravica . Estas cascadas son uno de esos descubrimientos fortuitos que aparecen en todas nuestras aventuras.

Cascada Kravika con niños
Baño en Kravice

Para nosotros fue como encontrar un oasis tras soportar más de 30ºC en Mostar y el colofón perfecto a nuestra excursión a Bosnia. Todavía sigue siendo un lugar muy desconocido para muchos de los turistas que visitan la zona, asi que corred Insensatos!

La entrada nos ha costado 5 euros. Hay un gran aparcamiento vigilado, donde puedes dejar tu coche con tranquilidad. Desde allí, sólo hay que descender por unas escaleras hasta el pie de las cascadas. Además, hay una pista asfaltada, por la que se puede bajar, por ejemplo una silla de ruedas o un carrito de un niño. Otra opción es tomar un microbús que sube y baja desde el aparcamiento a las cascadas. ¡Todo son facilidades para el disfrute!.

KRAVICA
Cascadas Kravice

Las cascadas de Kravica están formadas por un conjunto de pequeñas cataratas de origen calcáreo de unos 30 metros de caída, por las que se precipitan las aguas del río Trevizat.

Bañarse en el paraíso. A los pies de las cascadas, se forma una laguna de aguas cristalinas, en donde bañarse. La sensación de nadar cerca de la cascada es impresionante. El agua fresquita y eso que nos bañamos en el Cantábrico.

Junto a las cascadas hay varios bares a modo de «chiringuitos playeros» , quizás esto le da un aire cutrecillo al lugar que para nada empaña la belleza natural del mismo.

Kravika y sus cascadas
Kravice Waterfall

De aquí ya hacia Split, no sin antes un pequeño incidente fronterizo. Al hacer el regreso a la autopista, el GPS nos llevó por carreteras rurales y el paso de Bosnia a Croacia lo hicimos por una carretera de montaña en la cual había una garita que parecía abandonada. Y digo parecía, por que nada más pasar, salió un policía a ordenarnos parar, nos pidió los pasaportes y nos tuvo un buen rato como “castigo”. Cuando vió que todo estaba correcto nos dijo, Be care!

Con el susto en el cuerpo llegamos a Split, ducha y nos fuimos a dar una vuelta por la zona histórica para cenar.


Como valoración del día, se hace pesado por tanto coche y Aiur lo llevó con bastante endereza llegando a hartarse en los tramos finales, por ello hicimos varias paradas .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *