A CORUÑA

A CORUÑA

A CORUÑA EN FAMILIA

 

Visitar A Coruña con niños

 

Sobre las 9:30h salí de Sopela con intención de hacer tranquilamente y con las paradas que fueran necesarias las 5h largas de camino hasta el aeropuerto de A Coruña. Aiur y Ion  llegaron en avión a las 16:30. Les recogí en el aeropuerto, pusimos el nombre del alojamiento en el GPS y on the road again. Nos instalamos y tras una ducha, fuimos a dar una vuelta por A Coruña. Ion conocía la ciudad de viajes anteriores en su juventud y tirando  de su “orientación mental”, nos hizo un tour guiado por lo más destacable.

Elegimos hacer noche en A Coruña, ya que nos pareció lo más cómodo teniendo en cuenta que yo venía de un viaje en coche y que no conocíamos la ciudad ni Aiur ni yo.

A mí personalmente no me ha gustado mucho A Coruña, pero es algo que me pasa con muchas ciudades ya que soy una persona que huye de los entornos urbanitas. Pero bueno para dar una vuelta está bien. Pasamos un rato agradable puliendo el Road Trip tomando una cerveza cerca del puerto donde hay un parque infantil grande y Aiur va directo.

 

Parque infantil en A Coruña

Parque infantil A Coruña

 

Es un lunes y había muchos restaurantes y tascas que llevamos apuntadas que están cerradas por descanso semanal, finalmente optamos por la Taberna da Galera, nada del otro mundo pero cumple.

Desde allí, algo cansados del viaje, volvimos caminando al hotel por el paseo de Riazor comiendo unos helados y a la cama que mañana hay más.

CÓMO VIAJAR EN FAMILIA SIN ACABAR EN UN DESASTRE

CÓMO VIAJAR EN FAMILIA SIN ACABAR EN UN DESASTRE

¿Se puede viajar con niños sin acabar convirtiéndote en Chucky? 

Esta es una de las preguntas habituales que me hacen cuando les cuento los viajes realizados en familia o los proyectos viajeros que tenemos en mente. Soy sincera y siempre les digo que en más de una situación he acabado como la loca de los gatos de los Simpson. 

Nadie dice que sea fácil pero tampoco es imposible, os aseguro que se puede viajar en familia disfrutando al máximo.

Otras personas de mi entorno me suelen decir: “Yo para unas semanas de vacaciones no me compensa pasar la mayor parte del tiempo como locos, andar de aquí para allá con un niño en un brazo y otro agarrado a mi pierna…..” , “ Me da pereza solo de oírte, con lo cómodo que es ir 15 días a la playa”

No les falta razón en pensar así y entiendo perfectamente que al final uno acaba en un todo incluido Daikiri en mano y con los niños a cargo de la animación infantil del resort.

¿Ya te compensa viajar así? Rotundamente SÍ!!! 

Viaja y disfruta. Sé que puedes hacerlo porque yo lo hago y como yo muchas familias. Habrá momentos buenos y malos durante el viaje pero como en la vida diaria. Aprende a valorar cada momento, disfrutar organizando el viaje para los más pequeños, dejar de lado los estereotipos, relajarse e improvisar. Resumiendo, cuida el presente porque en él vivirás el resto de tu vida.

LLegados a este punto te recomiendo que leas nuestra entrada » EL CICLO DEL VIAJE».

CASCADAS PERICNIK Y GARGANTA DE VINTAGAR

CASCADAS PERICNIK Y GARGANTA DE VINTAGAR

Día 3. Ruta por la Cascada de Pericnik y Garganta de Vintagar

Peričnik Waterfall

Desayunamos en el apartamento Zvoncek ( Breznica) y vamos  a la cascada  Peričnik Waterfall, que no entra en los circuitos habituales y la verdad, pensábamos que la Cascada Kozak nos había impresionado pero esta sin duda fue una de las grandes sorpresas del viaje. 

El camino es por autopista, carretera y luego una senda forestal, no tengáis miedo, es apta para cualquier vehículo. En la base de la cascada hay, como no, un parking de pago (2 euros 3 horas.) pero como hemos ido pronto todavía estaba cerrado.

Cascadas Peričnik
Cascada de Pericnik

La ruta es por el lado izquierdo del río y es muy inclinada con tramos bastante exigentes, el niño tiene que ir en mochila. Puedes pasar por detrás de la cascada. Espectacular y totalmente recomendable, además casi no hay gente.

Garganta de Vintagar

De ahí nos vamos a la Garganta de Vintagar, el precio es de 10 euros el adulto y 1 euro el niño hasta 6 años. La verdad es que después de la tranquilidad que hemos tenido en Pericnik, esto parecen las rebajas. El sitio es precioso pero está muy desvirtuado por tanta gente. El sendero es de tierra pero a veces se transforma en pasarelas de madera colgadas de la pared, de modo que vas caminando encima de la corriente.

El recorrido atraviesa hasta 4 veces el rio. A veces hemos tenido que esperar para poder pasar. El carrito de niños puede llevarse  pero con tanta gente es complicado de manejar, aquí también recomedamos portear. Aiur hace muchos tramos andando y cuando se cansa a la mochila.

El camino termina en un puente desde el que se ve la Cascada Sum, «cascada ruidosa», de unos 16 metros de altura. Es posible acceder a la base de la cascada. Pasas los tornos y es bajar una escalera y recorrer un pequeño sendero. No hay pérdida, pasaras por delante de unos baños públicos.

Ruta por la Garganta de vintagar
Garganta Vintagar

Guardar siempre el ticket , hay torno al entrar y al salir . Aproximadamente se tarda 1 hora y media en hacer todo el recorrido y volver.

Bled

Después hemos ida a Bled, a 15 minutos de las cascadas. Habíamos leído en varios foros lo difícil de aparcar en Bled sin abrir la cartera, pero encontramos una zona un poco apartada, a 7 minutos de la zona céntrica.

Es una zona residencial y es gratis aparcar en la calle. La calle se llama «Acesta Pesta» solo hay 3 aparcamientos pero nosotros no tuvimos ningun problema en aparcar.

Damos un paseo por la zona antigua en la loma del Castillo, desde donde las vistas son espectaculares. Comememos en la Pizzería Rustika cerca del castillo y tomamos la famosa tarta Bled con un chocolate en la archiconocida Slascicarna Zima.

Viajar a Bled con niños
Bled con niños

Con la panza llena, vamos a buscar un sitio donde tumbarnos a la orilla del lago, llevamos ropa de baño pero el día está algo nublado y nos da frío.

Aiur tenía ganas e hicimos el paseo en la góndola para ir a la Isla del lago. Realmente no merece la pena ya que la isla no tiene nada , pero a Aiur le hacía ilusión.

Volvemos paseando por la orilla del lago desde el embarcadero hasta el coche para ir al apartamento.

Pin It on Pinterest